Questo sito contribuisce alla audience di

Yerba mate y la cultura Gaucha

In Argentina, Uruguay e paesi limitrofi , la figura dell'antico gaucho è ancora molto forte, spesso queste tradizioni vengono dimenticate, ma quello del consumo di infusi di "yerba mate" è ancora indistruttibile ed aggiungerei affascinante. Quella che vi propongo è una lettera di risposta ad una richiesta di informazioni sul mate, che un ragazzo di Buenos Aires (porteño) invia ad un'altro spiegando brevemente un po' della loro tradizione.

Dice Maki:
me refiero sobre todo a los argentinos.
Aquí hay uno. Y, casualmente, matero viejo. :-)
Ayer he empezado mi “adventura” con el mate. Me han conseguido todo lo necesario, llevaba tiempo diciendo que me hubiera gustado mucho probarlo y me han acontentado pero… lo que me interesaría conocer ahora son las “instrucciones”. Es algo ritual que no se limita al sencillo “beber” y es esto lo que me interesa, además de saber que se tiene que hacer antes de usar la bombilla y el “?” ´¿cómo se llama el fruto donde se pone? ¿cuánta hierba hay que poner? y todas las curiosidades prácticas y culturales que esto conlleva.
Vayamos por partes (Jack dixit).
El del mate puede ser un ritual individual o colectivo… o ser simplemente una bebida caliente (o fría, para los paraguayos) que uno toma en diversas circunstancias. Los uruguayos lo toman en TODAS las circunstancias. (Y los envidio.) Creo que los bebés uruguayos nacen con un termo incorporado. Si no es así, deben tener algo genético distinto del resto del mundo, ya que un uruguayo sin un termo bajo el brazo es, casi diría, manco. El otro día, en el supermercado, un tipo empujaba el carro de las compras con una mano. En la otra, sostenía el mate. Bajo el brazo, el termo. Y que diga Maqui (no Maki) si ese no era un uruguayo.
Pero sigamos. Como ritual colectivo, hay formas varias y variadas. Es usual en los fogones de los campamentos y en diversas reuniones de amigos. En los fogones, la pava (el hervidor) va directamente al fuego. Mejor dicho, a las brasas. Y puede haber una persona encargada de “cebar” el mate (prepararlo, ponerle el agua y “repartirlo”) o bien usar el sistema del “mate del camionero” (o del arriero, en otros tiempos), en el que uno ceba un mate, se lo da al siguiente de la ronda, luego ese ceba un mate y se lo da al siguiente, etc.
Como ritual individual… pues eso, es individual, así que ca’uno lo hace a su manera (la del mate es una religión muy permisiva). Creo que alguna vez comenté en esta misma lista que yo tomo mate todas las mañanas de mi vida.
Ahora, a la preparación, que ya sabemos que Apuntes es una lista que disfruta de los temas culinarios y adyacentes. :-)
(By the way: Gracias, Jordi, por la receta de la sopa de mejillones. Pa’decirlo en porteño: Pinta muy bien. Prometo probarla pronto… si me decís qué son los piñones.)
Bien. Al mate.
Se calienta el agua hasta la misma temperatura a la que uno toma otras infusiones.
Por otra parte, se llena con yerba (no hierba) el adminículo (que se llama, por una de esas cosas de la vida, “mate”) hasta entre la mitad y las tres cuartas partes (de eso dependerá que el mate sea “largo” o “corto”). Se echa un chorrito de agua fría o tibia sobre la yerba para que se hinche un poco y, unos minutos después, con la yerba ya hinchada, se incrusta hasta el fondo del mate la bombilla. Cuando el agua está lista, se llena el mate. Algunos teóricos insisten en que el agua debe caer por la bombilla (por el lado de afuera, claro). Y luego, se sorbe. ¡Cuidado! Despacito, que quema.
Algo más: se lo puede tomar dulce o amargo (como el café o el té, sin ir más lejos). Yo soy matero amargo (para compensar mi dulzura natural). Otros lo prefieren dulce. Por ejemplo, con media cucharadita de azúcar por mate cebado. Y otros sólo le ponen una cucharadita al principio, para quitarle ese “amargor” (así le decimos) fuerte del primer mate.
Si el mate es “corto” (es decir, si le pusimos mucha yerba), sólo alcanzará para un par de traguitos (sorbiditos). Si el mate es “largo”, dará para 5, 6, 7 o algo así. Luego, se vuelve a llenar el mate y se repite la ingestión. Y así. Yo tomo mate como desayuno (mientras me divierto con el diario) duarnte unos 45 minutos todos los días. Tomo entre medio y un litro de agua, así que serán unos 20 mates o algo así.
No acostumbro tomar mate en otros momentos del día, pero si caigo en algún lado donde están tomando mate y me ofrecen (cosa usual, ya que tomar mate no es como tomar café: el mate se comparte), acepto y con ganas.
Valga aclarar que el mate tiene interesantes propiedades contra el estreñimiento intestinal. O sea, si vas a tomar mate, que haya un baño cerca, just in case.
Ah, y no hace falta tener un mate de mate (es decir, el “fruto” del que habalabas). Si no lo hay, simplemente se pone la yerba en un vaso o en cualquier recipiente que se tenga a mano.
Cualquier duda, aquí estoy. :-)
Y ojalá te guste.
Beso,